27.10.08

Somos dueñas del mito MAPU

Nos da risa cuando aparecen -de vez en cuando- anuncios sobre presuntas muertes de tal o cual ideología, grupete, personajes o formas de hacer politiquería. Especialmente cuando se trata del mítico MAPUjugend.

Y como somos dueñas del tema (no hay duda, existe una obsesión en los HQ de las Curvas sobre los mapucientos) y llevamos 4 años en eso, establecemos que tenemos en nuestro poder el pase MAPU. TAL CUAL.

Y tal como prometimos, el libro sobre los MAPUs está en plena producción (SENSUALES ENCUENTROS CON EL PANZER).

No es raro que el asunto tiende confundir a los analistas menos preparados ya que el mito del MAPU fue tejido por los mismos personajes que lo componen.

Lo que preocupa es que se mezcle la situación actual de Chile con una ficción pura.

Por ejemplo, hoy aparece una nota sobre LA MUERTE DEL MAPU AGAIN donde el joven analista recoje -sin más- la dramática declaración del desaventajado Tironi ("proféticas palabras del experto en comunicaciones") de que la Generación del MAPU muere cuando el país supera la forma mapucienta de hacer política. Es decir, y según el analista, la campaña y victoria de Zalaquett ("un candidato que nada tiene que ver con la élite de la UDI") sería la evidencia de que lo viejo (léase Ravinet y similares) está enterrado.

Para variar, se confunde decadencia con muerte.

Zalaquett dejó la comuna La Florida (para postular en Santiago) y ahora resulta que Gajardo (el actor) ganó La Florida por la oscura razón de que en esa comuna los votantes le gusta el personalismo farándulero. Ademas, Gajardo contó con el apoyo del popular diputado Montes.

En Santiago pasa casi lo mismo. La comuna de la capital tiende a elegir personajes famosos -ojala freaks- y no deja de ser que el actual alcalde es un ex animador de la televisión de poca monta aunque vistozo. Zalaquett solo tuvo que ponerse la corona porque Ravinet -como muchos de la DC- era un pésimo candidato.

Estos dos procesos no tienen NADA QUE VER CON el mito del MAPU. Bueno, no si uno entiende lo MAPU en cuanto a secta y su 'negociar la transición'.

La única relación es que Carlos Montes alguna vez perteneció al MAPU y más importante, fue torturado. Esto último lo diferencia de la secta MAPU misma. Ninguno de los 'operadores' mapucientos pasaron por las bondades de la dictadura (no cuenta la curiosa dieta de Enrique Correa de bajar de peso y pasar por una cirugía estética ni tampoco pasearse por Roma).

Cuando se habla de muertes también se habla de 'fines'. En el caso de Tironi, el 'experto' queria, con su declaración conflictiva, recalcar la idea del Fin de la Transición (de la cual siempre habla su jefe y ex presidente Lagos).

Es trágico cuando no se entiende que no hay coincidencias en los mitos porque todos son construidos racionalmente.

Ahora, que uno se crea el cuento es otra cosa. Tironi le dijo a EL MERCURIO (3 de diciembre de 2005) pocos días antes de la segunda vuelta, que la UDI también murió.

Nos autocitamos -sacado del posteo EL FIN DE LOS FINES O LA DECADENCIA DE LOS MAPUCIENTOS:
"Llama la atención dos personajes poco queridos en Chile, Tironi y Correa. Ambos ostentan sus propias empresas de comunicación y lobby. Ya un tanto venidos a menos, son exponentes de la famosa clase media chilena arribista. De esa, como decía la gran Amanda Labarca, que "nunca ES sino siempre ESTA".

Es un mundo que hoy rondea los sesenta años pero que no recapacita en pensar qué quizás es tiempo de retirarse. Su plataforma construída a base de 'Fines de todo', y las bondades del Consenso de Washington, ha demostrado ser errada. Tremendamente errada. Aunque insistan en que se acabó la UDI (Tironi, emol.cl 3/12) o la transición (Correa en FLACSO) su base ‘filosófica’ se encuentra en plena decadencia.


Es tiempo de anunciar -tradición chilenensis- el Fín de los fines. Y por lo mismo, el Fín de los duendes. Y no es solo por la edad avanzada sino por el mero hecho de que su era terminó ya que no cabe en la Historia una falacia más. No importará que tanto traten de ofuscar y meterse en los asuntos de los primeros 120 dias de Bachelet, ni tampoco cuanto se expongan en la prensa. Hoy la teoria se sumergen en la práctica, y veremos sí Bachelet es capaz de mantener los duendes en su casa. La moda del Fín cae por su propio peso. Todo lo que sube, deberá caer. Y no habrá curso de ‘Manejo de crisis’ que lo podrá solucionar."
Nos equivocamos. Los duendes siguen -aunque heridos y arrugados- operando en La Moneda con las lucas de todos los chilenos.

3 comentarios:

EL Beat del Tambor dijo...

Montze:

Comparto el interés por el proceso del MAPU como partido y principalmente como grupo de poder.

Siempre he pensado que "algo" saben los Mapus de lo cual no nos hemos enterado.

El surgimiento del Mapu, como fenomeno, fue muy interesante dada su rápida radicalización y el hecho que se haya adscrito al marxismo (desde el cristianismo) y asumido en parte la tesis del poder popular (los únicos además del MIR y otros grupos menores).

Interesante además es el proceso del MAPU en el exilio y su (tb muy rápida) cercanía con las tesis Granscianas. Bueno el tema de la convergencia socialista y demases.

Lo de la negociación post plesbiscito es otro temaso.... además de las historias personales ("no hay mapu pobre").

A la espera del libro que , espero, me lo autografíe.

Salute

PEPE

socióblogo dijo...

¿Y cuándo es el lanzamiento?

Ansiosamente,
socióblogo

MAPU Santiago dijo...

¿Mito? ¿Grupo de poder?
No hay nada más real que tres conceptos: el mito, el rito y el símbolo.
Sobre el poder, no es neutro. Lo que es poder para unos, es dominaciòn para otros. Mientros unos buscaron el poder para sí, otr*s buscamos el poder para el pueblo. Y seguimos en ello.
www.mapuenlalucha.blogspot.com