13.1.09

Doctrina Bush en el sur de Chile

Se nos va el presidente Bush a Dallas sin haber logrado lo más preciado para las empresas energéticas, perforar y industrializar el parque nacional de Alaska.

En Chile, en cambio, los ideólogos bushianos tendrán un gran alumno aventajado que bien ha estudiado las recomendaciones.

Gracias a un fallo de la Corte Suprema el pasado jueves, que en votación divida confirmó la decisión de la Corema de la Región de Los Lagos de aprobar instalación del proyecto de mini centrales hidroeléctricas de pasada Palmar-Correntoso en el Parque Nacional Puyehue, ahora resulta que Chile (llenos de paisaje pristinos que abundan con recursos naturales) y sus parques nacionales están listos para ser intervenidos por proyectos comerciales que quieran instalarse en estas "áreas protegidas".

Por cuatro votos en contra y uno a favor, esta decisión marca un precedente.
Los magistrados basaron su razonamiento en la ley sobre Bases Generales del Medio Ambiente (19.300) que exige que proyectos susceptibles de causar impacto ambiental, incluidas obras en parques nacionales, se sometan al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA). Y no tomó en cuenta la ley de bosques ni la Convención de Washington suscrita por Chile, que señala que los límites de los parques nacionales no serán alterados ni enajenados. Y que no se explotarán con fines comerciales, salvo si se aprueba una ley especial para ello.
El ministro de energía chileno, Tokman dijo sin asco en julio de 2007 sobre el megaproyecto hidroeléctrico que pretenden construir las empresas Colbún y Endesa en Aisén, que:
"El que la empresa recoja las recomendaciones que han surgido en la región sin duda mejora la calidad de ese proyecto, al minimizar el impacto ambiental. Estamos a la espera del estudio definitivo"
Y vaya que salió bueno el "estudio" para las empresas energéticas del mundo...

5 comentarios:

Ariadna dijo...

Un amigo me contaba que los jueces del poder judicial chileno eran los abogados que salían por la ventana.

Montserrat Nicolás dijo...

constancia recibida.

axolotl dijo...

lamentablemente, la cosa no sorprende. me produce un fuerte sentimiento de patetismo, eso sí, comprobar una vez más, que los ministros de Estado usan el pais como caja chica de las multinacionales.

como en el poema aquel, nadie dijo nada, nadie dijo nada...

axolotl dijo...

ditto: tristemente, la cosa no sorprende...

Montserrat Nicolás dijo...

axo:
uy. ese consejo de transparencia nos huele podrido desde ya.