19.7.08

Doña Monica

La ministra de educación miente? Descaradamente? Es posible? No es una Santa?

A rezar por el alma de Monica Jimenez de la Jara. Qué se vaya al cielito y no al infierno. Qué no le crezca la nariz...Qué resista la tentación de caer en pecado.



Y después de leer estas entrevistas a los supuestos "directores" de colegios, mejor que los niños de Chile no sigan gozando de la pésima mirada educacional. Que el Fisco se ponga con miles de tutores con altura de miras y -por lo menos- algo de bagaje cultural. Algo. Un poco que sea.

5 comentarios:

socióblogo dijo...

Encuentro bastante decidoras las cosas que dice el rector:

"Los muchachos se ven privados del dolor, del esfuerzo y no se dan cuenta de que las cosas que se quieren alcanzar cuestan".

En Chile hay una diferencia generacional tremenda y la diferencia no es solamente la edad. Es entre una generación de desengañados, medios pobretones y una generación que creció en medio de la prosperidad y el crecimiento económico acelerado. Estos niños es obvio que crecieron en un mundo mucho más rico y con muchas más ventajas y comodidades que las que tuvieron a su misma edad sus papás, sus profesores, sus inspectores y sus rectores. Y resulta que ahora son los niños los culpables de tener expectativas más amplias, de demandar más cosas. Que los vejetes hayan crecido en un país duro y pobre, se lo cargan (muy resentidamente) a los más jóvenes, que no les tocó así la cosa no más. Y en parte de ahí, creo, viene ese discurso lleno de moralina barata y de impresión escandalizada frente a la supuesta decadencia moral de la juventud.

Insisto, tirarle jarros de agua a la gente no está bien, pero no me parece demasiado cuerdo ponerle demandas a alguien por eso (por esa vieja idea de la proporcionalidad entre falta y castigo). Tampoco parece demasiado razonable elaborar toda una tesis sobre la decadencia o sobre el derrumbe a partir de 500 cc. de agua potable.

Rodrigo dijo...

Mientras más transcurre la música aguafiestas menos impresión de espontaneidad me da

venus infers dijo...

¿Fue un vaso, no? ¿250 cc?

¿Quién manda en el gobierno de Michelle Bachelet? Porque a decir verdad, con gente como Doña Mónica y Andresito Velasco marcando pauta, no hay fin a las preguntas.

Paulo Saavedra dijo...

En vez de estar persiguiendo a una niña, esta señora deberia dedicarse a fiscalizar sostenedores y ver donde el ministerio de educacion esta poniendo la plata de subenciones.

Quizas el JARRAZO buscaba hacer que la autoridad ATINE, DESPIERTE y se haga cargo de su pega.

Mejorar la calidad de la educacion supone acabar con los abusos y los sostenedores que se pasean en autos lujosos mientras sus colegios se caen a pedazos y los estudiantes de Chile salen de esos colegios sin las herramientas minimas para enfrentarse al mercado laboral.

Sinceremos las cosas, la educación en Chile sigue siendo el filtro que forma obreros y gerentes.

Me da asco cuando en las noticias se habla de la crisis economica, el precio de la vida en chile, los problemas de la educacion y las tardes de nieve en farellones de la clase mas acomodada...

ximena dijo...

Recién escribí en mi blog lo que veo detrás de este episodio del jarro de agua.....ninguna de las opiniones que he leído aquí me convencen....para mi es algo más de fondo.
La culpa la tienen TODOS y por lo tanto NINGUNO !!