12.5.08

Lo que pasa en Twitterlandia, queda en Twitterlandia

Resulta que hace un año atrás el Bruno le dio por alentar a las Curvas que debíamos meternos en el Twitter. Y como solo seguíamos al Mr. Beach, no entendíamos NADA ni tampoco para qué servía la cosa...Sus respuestas a otros aparecían como frases surrealistas porque no teníamos acceso a su lista.

Sin embargo, y les juramos que no sabemos cómo surgió, hace 3 semanas que estamos perdiendo el tiempo en Twitterlandia...

De a poco, se fueron sumando personajes (y el debido spam) a la lista de "followers" [seguidores] y "following" [los que uno sigue]. En el tablero sale lo último que están haciendo, comiendo, soñando y pensando. Además, datos en directo y sabrosos. También se arma polémica según el tema del día y se presta ayuda con información relevante.

El Twitter solo aguanta 140 tipeadas por lo que se presta para amplias confusiones y retracciones.

Es decir, es la plataforma "social" menos aclaratoria que hay. Y por ende, altamente adictiva.

Claro, hay sapos como en todos los lugares. Y stalkers, de esos que no aportan nada pero siguen a medio mundo solo para "enterarse". Asimismo, están los periodistas de los medios tradicionales que sacan una que otra idea para parar la olla. Cuestión que arma convulsión colectiva. A nadie le gusta un copión.

Asi todo, uno se informa de cosas importantes: las campañas de la pildora, de los animales abandonados en Chaitén y datos "perdidos" de 6 millones de chilenos o, qué el diputado Rossi no le da propina a su estilista.

Se cree que tambíen puede funcionar como herramienta política ya que así, se "acerca el mensaje político a la gente". El Tatán Piñera tiene su twitt (aburrido por lo demás...), los portales estilo think-tank pobre, idem.

Hay ciertas reglas no escritas. Por ejemplo, en el famoso "interno" (con el cual se puede mandar mensajes directos a un seguidor y que saca de las casillas a cualquiera porque es lento y engorroso), tal como dice LR, 'what you say en el interno, stays en el interno'.

Bueno, hemos podido resumir lo siguiente:

Las chicas de Twitterlandia son increibles. Astutas, inteligentes y simpáticas, no se dejan aplastar por el otro grupo podersoso del Twitt chilensis; los computines que casi todos se llaman JUAN (una lista larga de who is who de Liberación Digital).

Veremos si el Twitter mantendrá su estado de ser megáfono ciudadano...Hasta ahora, el viaje ha sido un tanto curioso pero entretenido.

13 comentarios:

Natalia Flores González dijo...

Curvas, sin muchas ganas de tener que demostrar lo inteligente que soy, escribiendo un comentario, lucido, clever, etc...sólo le digo que lo encontré buenísimo....

Montserrat Nicolás dijo...

thnxs! y no hay necesidad de 'demostrar nada'...por los actos se conocen a la gente.

bests-

Marce Infante dijo...

Lo que esta en Twitterlandia se queda en Twitterlandia, a no ser que te pases a gtalk, como en mi caso que cuento con comunicacion directa con la guapa periodista detras de este blog. Un abrazo y como me queda bien el sombrero del piroro que lanzas en este posteo, me lo pongo y lo uso. Lo mismo debieran hacer todas las demas tuiterAs.
Abrazo Monse.

Montserrat Nicolás dijo...

ay, @infante...el sombrero es de todas...y todos (si quieren).

no me merezco tanto love.

besus-

Black dijo...

Hola Montse
en twitterland es verdad que algunos se confunden y se lo toman en serio todo el rato.
Pero como en todo pueblo, algunos son sheriff, otros la llorona y hay bufones de palacio (me incluyo). Sin perjuicio de ello me parece simplemente apasionante el ejercicio de resumir, sintetizar y dar sentido a las frases. La brigada Chacon nos puede usar de aquí en adelante o el que hace los titulares de la Segunda o algún otros pasquín de menos monta.
A mi que me dedico a otra cosa, me refresca y me mantiene pensando. Eso ya es muy bueno.
Espero que sigas enviciada y no te retires todavía que mi Villa Twitterland necesita de tus curvas y vericuetos mentales.

Montserrat Nicolás dijo...

black:
siga leyendo.
jajaja.

AKS dijo...

Yo cacho q sería un stalker nomás. Encuentro que estar escribiendo lo que uno hace todo el día es, como dirían las curvettes, too much.

Carlos Riquelme dijo...

Sí, sí, menos mal que no me llamo Juan :D

Montserrat Nicolás dijo...

aks:
nos encanta contar qué hacemos todo el día...ese es el problema de las autoreferentes. una perdida de tamaño de un buque.

charles:
es una talla.

bests-

Pedro Huichalaf Roa dijo...

muy entretenido el artículo... pero veo que en twitterlandia ocurren cosas más interesantes que en la vida real!

comparto la idea sobre las twitteras... faltó decir que todas son muy guapas.

Solo un error... los de Liberación Digital no todos se llaman Juan... my name is Peter...

(¡¡tampoco PedronoJuan como me twitteaste!!)

Montserrat Nicolás dijo...

en el ciber chileno abundan los 'juan'...
y uno q otro peter.

bests-

Giuliano dijo...

A proposito, punto menos protegiendo sus updates en twitter, me hubiese gustado seguir las curvas ;)
saludos!

Montserrat Nicolás dijo...

Giu:
cuando quieras. no sabemos qué hicimos pero es solo seguir por el twitt y ya está.

saludines-