2.3.08

Una masacre en Ecuador para llamar la atención

Uribe debe estar muy ansioso. Ha desplegado cuanto funcionario que existe para que el lobby de su querido Plan Colombia siga con el apoyo de miles de miles de dólares anuales desde EEUU. Asimismo, ha logrado convocar más que un espaldarazo por parte de personajes supuestamente influyentes en este tema.

Sin embargo, no ha sido suficiente. El congreso de EEUU mira con sospecha tanto derroche en Colombia. Y adivinen cuánto tiene que ver con Venezuela...Nada. Nothing. O quizás todo.

Ayer sábado, la versión oficial de Uribe era que por culpa de un 'enfrentamiento' en Colombia, que se convertió en "caliente" (aunque no lo crean, es un término militar del 'hot pursuit') cuando "abrieron fuego" las FARC y en "autodefensa" se tuvo que "seguir a los terroristas" al territorio ecuatoriano. Murieron -sigue Uribe bien informado- 1 soldado colombiano, 17 terroristas FARC y quedaron heridas 11 personas. Todo esto comunicado (6 horas después del ataque...) por el mismo Uribe cuando llama por teléfono al presi de Ecuador Rafael Correa.

Correa manda -of course- una delegación militar y civil para que verifiquen los hechos.

La sorpresa es grande cuando se encuentran con "un campamento improvisado" a 2 kilómetros de la frontera (subida de cejas), 15 cadáveres y 3 mujeres heridas. Algunos de los muertos muestran balazos por la espalda y todos en ropa de dormir.

Correa (em-pu-te-ci-do) declara en detalle cómo de verdad ocurrió lo que llama 'masacre':
1. Aviones entran a 10 kilómetros en Ecuador para bombardear el campamento.
2. Luego entran las tropas por medio de helicopteros.
3. Se llevan con helicópteros a Raúl Reyes, el segundo al mando de las FARC,
otro guerrrillero, documentación y tres computadores.
4. Uribe llama, 6 horas más tarde, a Correa para dar su 'uups' diplomático.
Contrasta con la declaración (de mucho antes) del ministro de defensa de Colombia Santos en su informe militar cuando exponía el trofeo del cuerpo de Reyes en Colombia:
"cuando fueron atacadas por los rebeldes desde el lado ecuatoriano, donde tenían un campamento a menos de 1.800 metros de la frontera, la Fuerza Aérea recibió las coordenadas del lugar y procedió a atacar el campamento desde el lado colombiano teniendo siempre en cuenta la orden de no violar el espacio aéreo ecuatoriano".

"Una vez bombardeado el campamento, se ordenó que fuerzas colombianas entraran (en Ecuador) para asegurar el área y poder neutralizar al enemigo (...) y se le pidió además a la policía que la mantuviera asegurada hasta que llegaran las autoridades ecuatorianas".

Y "Mis más sinceras felicitaciones a los Comandantes y a los miembros de nuestra Fuerza Pública por el éxito de esta operación conjunta. Es un ejemplo más de que el trabajo en equipo siempre da mejores resultados."
Contrasta también con lo que dijo la cancillería colombiana cuando en un comienzo Correa pedía explicaciones:
"responderemos la nota de protesta del Gobierno de la hermana República del Ecuador. Por lo pronto, anticipamos que Colombia no violó soberanía sino que actuó de acuerdo con el principio de legítima defensa [ya que] los terroristas, entre ellos Raúl Reyes, han tenido la costumbre de asesinar en Colombia e invadir el territorio de los países vecinos para refugiarse. Muchas veces Colombia ha padecido estas situaciones que estamos obligados a evitar en defensa de nuestros ciudadanos".
Los aviones colombianos volaron apenas a 2 mil pies de altura. Se usaron bombas tipo Cluster perfectamente enfiladas hacia los blancos definidos por la inteligencia. Al tiempo, varios batallones ingresaron al área en helicópteros, pero se encontraron -según Colombia- con el famoso fuego nutrido que venía desde el otro lado de la frontera.

Pero lo que impulsa a que Correa retire a su embajador en Bogotá (algo que ya hizo Chavéz) y la expulsión inmediata del embajador de Colombia en Ecuador (Carlos Holguín) es que el canciller colombiano Araújo
insista en que fueron "obligados" a traspasar la frontera y que "fue indispensable que las tropas colombianas ingresaran a territorio ecuatoriano para registrar el sitio desde donde recibieron disparos y al cual atacaron. Al encontrar allí cadáveres, entre ellos el de Raúl Reyes, fueron traídos a territorio colombiano para evitar que la guerrilla los suplantara, en cumplimiento de una práctica que acostumbra realizar, para acusar a nuestras fuerzas de ejecuciones extrajudiciales". Colombia "desea avanzar en el "desarrollo de mecanismos de cooperación en la lucha contra el terrorisimo" ya que "nunca ha tenido pretensión o disposición de irrespetar o vulnerar la soberanía del la hermana repulbica de Ecuador". También se anunció indemnizaciones a los ciudadanos ecuatorianos que pudieran haber sido afectados (??!! es que no eran FARCs??).
Bueno, Correa dice que hubo "una trasgresión a los principios de soberanía e integridad territorial" y que "los guerrilleros fueron bombardeados y masacrados mientras dormían, utilizando tecnología de punta ... seguramente con la colaboración de potencias extranjeras".

Además, Correa expresa que tanto "el ministerio de defensa de Colombia, su cancillería y el mismo presidente Uribe le estan mintiendo al Ecuador y al mundo porque fue claramente una acción deliberada en nuestro territorio" que "atenta en contra de nuestra soberania, acuerdos bilaterlaes con Colombia y en contra de derecho internacional" y que no se puede "confiar en un país que traiciona la confianza de un pais hermano".

O sea, no hay vuelta que darle. Ecuador no va ha "acceptar bajo pretextos del terrorismo que se impartan doctrinas y prácticas inacceptables" que son "consecuencia de la violencia imperante en Colombia, y de la política del presidente Álvaro Uribe".

Por eso mismo, Ecuador habló con los Presidentes de Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica, Cuba, El Salvador, España, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela y con los Secretarios Generales de la OEA y de la CAN para compartir con ellos la gravedad de la situación y pide convocar el Consejo permanente de la OEA y la CAN inmediatamente.

Ante esto, y ya que Uribe dijo este sábado que "como presidente constitucional de la nación, asumo la responsabilidad total de los hechos de la operación" comenzaron las acusaciones sobre la colaboración entre Ecuador y las FARC.

No deja de ser qué -se dice- solo necesitaron 10 soldados COMANDO para atacar, en lo que ahora se llama OPERACION FENIX, a las FARC y qué Colombia utilizara "aviones espía extranjeros"...

2 comentarios:

Pavel Cueto dijo...

Independiente de lo vaca, brutal y "barsa" que fue este acto de Uribe, a mi no me deja de llamar la atención la actitud de Chávez en todo ésto; pues, así como éste no para de acusar a Uribe de ser un títere de USA (lo cual es una absoluta verdad), no deja de ser cierto que el manoseado "líder bolivariano" no es también sino otra marioneta más del circo local (Bastante bien usada por Fidel para distraer la atención gringa de su propia persona y país, ¿o no?).

¿Por qué Chávez empezó a dialogar directamente con la directiva de las FARC hace unos meses?

¿Por qué Chávez pidió hace poco que se considerara a las FARC como "beligerantes", para sacarles todo matiz de "ilegalidad"?

Ahora bien, la payasada de Uribe no es sino un tema entre Ecuador y Colombia. ¿Qué hace Chávez, de Venezuela, entonces enviando tropas?

¿Un presidente extranjero que tiene asendencia sobre una milicia paralela a la oficial, entrenada, con experiencia e infraestructura, aprovechando de enviar tropas a la frontera por causa de un suceso referido a un tercer país? Me van a tener que perdonar mis amigos marxistas, pero toda esta lesera me parece mucho más que sospechosa e inquietante....

Juan Emar dijo...

Curvettes: Estas excusas del "terrorismo" para saltarse fronteras y tratados internacionales ya deberían estar añejas...al autodefensivo Uribe se le anduvo pasando la mano con la imitación a mr. Skull&Bones...

Un amigo Colombiano que hace un magíster de relaciones internacionales (o algo así en el INAP de la Chile), me explicaba los nexos históricos de Uribe con las AUC. Me decía en términos muy simples: "Su papá (el de Uribe) es uno de los fundadores históricos, y su hermano tiene nexos y escándalos ligados al narcotráfico. Si los paramilitares depusieron las armas cuando llegó Uribe, es porque con Uribe los paramilitares están en el poder".
Cuento aparte (o el mismo cuento, más bien)las amnistías que se dictaron con penas menores de cárceles para asesinos, que más encima pueden conmutarse por trabajo comunitario. Léase para el Estado, léase desactivar y luchar contra las FARC.

Un chiste de esos, de los tragicómicos....

Muchos Saludos