3.12.06

Pinochet is not dead!

Si otra persona me pregunta, me da ataque. Es que esa cosa de ser famosa por el solo hecho de portar un anciano que aún no está en la carcel, nos da a los chilenos en el exterior (como gusta decir) un pequeño dolor de cabeza. And no, he's not dead. He's just playing one.
(Foto AP de su hija que no está ni tan apenada...)

En todo caso, no podemos sino opinar sobre el siguiente párafo de latercera.cl:
"Carabineros detuvo a una simpatizante del general en retiro Augusto Pinochet, luego que ésta agrediera y derribara a una mujer que hizo una señal con su dedo medio, ante los gritos a favor del ex gobernante del régimen militar que exclamaban una cincuentena de personas frente al Hospital Militar." Esa señal del dedo medio es -en buen british- UP YOURS!

Por suerte nuestros testigos claves se encuentran sanos y salvos en sus casas. Cuentan que no había más que una veintena de personas con un look interesante. Igual, no deja de ser que solo a ellos y los que se congregan en la casa de la presi, les importa el asunto.

Y sobre la clásica reunión de comité político en el hogar de la presi, podemos decir que NO PUEDE SER QUE NECESITAN DOS BUSES ANTI MOTINES PARA RESGUARDAR SU CASA! Es el colmooooooooooo. Y no sabemos a que vivo se le ocurrió tal cosa y es más, por qué el Velasquín, que es ministro de hacienda, tiene que estar presente?

El tono irritado de las Curvas se debe más al calorcito que se avista en las fotos de Santiago y el frio de Washington DC que a qué el Lagos Junior se las da de fina sangre. Para el bronce: "es de mal gusto hablar de funerales cuando las personas están con vida".

Es mas o menos lo mismo que le decían y dicen a los familiares de detenidos desaparecidos. Es mal gusto...

2 comentarios:

Daniela Reyes dijo...

Bueno, lo de Pinochet ya comienza a ser más que un dolor de muelas para los que vivimos en el exterior. Sería conveniente, que en vez de tanta fiesta y tanta presidenta tratada como un chiche de la casa de la abuelita, empezarán las comadronas que tenemos por jueces, a moverse y ayudar a parir un proceso efectivo y basado en el derecho, castigando los delitos de un señor que se va a morir en mejores condiciones que cualquier chileno medio, atendido por una gran corte de medicos y enfermeras, Cosa que al chileno de a pie no le asistirá en la vida, aunque el cobre, sea de todos, en teoría.

En cuanto a lo del dedito, que se puede esperar, tanto de unos y de otros, que creen que con griterios y peleas se soluciona un problema más profundo y complicado, como es el de la corrupción, el labado de dinero, la inoperancia de las matronas romanas que tenemos por jueces y ministros (sólo sirven de adorno) y la incorregible falta de autocrítica del chileno.

Buen cambio de página, aunque el color no me gusta mucho.

M. Nicolas dijo...

has dicho.

y el color...es lo que hay no mas...
besos