17.8.06

No estaba muerto. Estaba de parranda...

O sea. Las Curvas desgustaba cada cosa rica del mar mientras contemplaba la levedad del aumento de peso mientras desembracaban 21 cubanos en la playa adyacente floridiana lo que, of course, hizo pensar en esa obsesión poco sana de las últimas dos semanas sobre todo acastrosado. No hay portada en que no se haya especulado sobre si vive o no, si come o canta, si baila o muere, si juega con los pobres sentimientos de los gobernantes de la casita alba, si acaso es solo un testeo maleovelo por su parte, de tantear el terreno para ver si es que avanzan las tropas democráticas sobre la isla.

Saboreando un ron no-cubano, una isleña resimpática declaraba que basicamente la cuestión estaba mal planteada desde un comienzo. Desde EUA siempre se ha tratado a Cuba como si los cubanos fuesen un lote de debiluchos sin mucha opinión y, por eso mismo, secuestrados por Castro y secuaces. Se cita y recita las 'horrendas condiciones de vida', la falta de 'democraaacia' y el cuasi estado bananero de su sociedad. Mientras tanto, cada ley y embargo que se ha impuesto sobre las relaciones con la isla no han precisamente resultado en un éxito rotundo. Castro cumplió 80 vestido de camisa roja y con harto ánimo. Y hasta celebró acompañado por el Chavez que le cantó el obligatorio cumple-feliz aguándole la fiesta a los de Miami que apresuradamente salieron a las calles del beach para festejar la cirurgía mayor lo cual solo les ganó el reproche de la opinión pública que encontraban el colmo eso de alegrarse por la enfermedad de un anciano.

Hace un tiempo atrás, las Curvas argumentaba -en un lugar multilateral- que la cosa cubana como que era repassé. Tan años setenta y casi ochenta rondando la ranciedad política. Y el silencio acusador de los oyentes nos dejó claro que había por lo menos dos generaciones entre ellos y las Curvas. En años, decimos.

Y no puede sino ser así. Los cubanos, que hemos encontrado en la vida, tienen energia para zapatear y opinar sin pausa simultaneamente que cantan/guitarrean hasta la madrugada. Y entre medio, citan uno que otro grandioso de la literatura universal. Todo mientras cosechan los dólares y instalan su superioridad cognitiva.

Desde las costas de Florida se puede ver -juran algunos- las playas de Cuba. En los pantanos floridianos no se puede construir plataformas para extraer petroleo. En Cuba si. Y ya comenzaron...mientras los tejanos miran con ojos lánguidos el pozo que pudiera ser de ellos si solo sacaran esa maldita ley. O si es que muere Castro. Cualquiera que llegue primero.

Foto: Dibujo de Siqueiros que, según la prensa, el hermano Raul Castro regaló a Chavez. Costumbre que debería extenderse a los cumples que asiste las Curvas. No le hacemos azco a ninguna obra de arte.

1 comentario:

Carolonline dijo...

Estaba preparando al pueblo de su partida física lo que no se querrá decir jamás que la muerte sea olvido. Al contrario cuando se nos vaya, esta Cuba fecundada desde la Revolución será bellamente apreciada por que estos años donde ha cabalgado el caballo Fidel no fueron en vano. Saludos de niña vieja