29.3.06

De a poco


Se nace, se para y se lucha.
Nattino, Parada y Guerrero.

2 comentarios:

Dr. Strangelove dijo...

La nota (o gesto mejor dicho me ha gustado. Pues en esa época en que se produjeron sus asesinatos, fui alumno imberbe de sociología (luego cambié a algo parecido). La escuela de sociología de la U. de Chile se ubicaba en el centro de Santiago, detrás de la U. Católica, en calle Marcoleta. Mis compañeros de carrera, muy afectados por las muertes, mandaron confeccionar una placa de bronce con los nombres de los afectados, la cual colocamos en la entrada de nuestra escuela; y se hizo un acto de reconocimiento a ellos con la presencia misma de los padres de estos caídos profesores. Fue bastante emocionante y simbólico de toda una época. Luego algunos desconocidos de la escuela de Economía, si bien recuerdo, tuvieron a bien sustraer dicha placa. La injusticia en nuestro país ha sido tantas veces infinita.

Montserrat Nicolas dijo...

Gracias