28.9.05

Radical, bombero y masón ¿Ya no más?

La insolencia de la juventud no tiene límites. Mi abuela siempre se refiere a los antiguos radicales -de la década de los 20 y 30- de muy caballeros. Eran profesionales y estilizados con afán de mujeriegos respetuosos(?). Eso quedó en el olvido aunque debo decir que sobreviven algunos (¡Hola Tio!) que siempre se esmeran por las buenas causas y fomentan el humanismo laico con elegancia.

Hace dias que la Juventud Radical Social Democrata de Chile no solo expulsó sino además retó severamente al Senador Silva Cimma de dar explicaciones, antes de dejar al partido. Así no más. Desaforado de apoyo y cariño. A la casa se ha dicho. Y no es por falta de respeto sino por su curiosa postura en el Senado frente una proposición de Ley que impulsan -nada menos- el cojo Senador Larrain y el ex almirante/impulsor de golpe de Estado Senador Arancibia. Ambos UDI. Dicha ley tiene hasta el apoyo del presi Lagos. Esta demás decir que ha reventado una avalancha internacional en contra de la propuesta.

En resumen; La propuesta busca condonar las penas a las que están sujetos los autores de delitos contra los derechos humanos durante el régimen militar, ex miembros de las fuerzas armadas y de orden, proyecto cuyo único fin es instalar en Chile una normativa de Punto Final que atenta contra toda lógica moral y de justicia. Viola todos los Tratados Internacionales que versan sobre Derechos Humanos ratificados por Chile y que violenta toda actitud democrática que se supone florece en Chile. O sea, hacer cómo hizo Lagos, indultar y fomentar la impunidad en Chile.

Ser atacado por la ala joven de su partido es penoso...¿Cuando le tocará al Partido Laguista?

Rogemosle al Señor que aparezca una derecha seria que respete la igualdad ante la Ley.



1 comentario:

Enrique Diaz Bravo dijo...

Monserrat, el comentario que realizas respecto de la Juventud Radical de Chile, es efectivo, sin perjuicio de que no es una falta de respeto hacia la persona del Correligionario Silva Cimma, sino que muy por el contrario significa que la J.R. tiene absoluto respeto hacia nuestro partido y todos sus militantes, mientras ellos se mantengan en linea respecto de los principios del Humanismo Laico y el Socialismo Democratico. Creo que el Correligionario Silva Cimma se ha equivocado, no podemos permitir que la impunidad en este país siga avanzando descaradamente, como ha ocurrido hasta ahora. La J.R. no permitirá ninguna actividad o proyecto que promueva la impunidad hacia los violadores de los D.D.H.H.
Te invíto a visitar nuestro sitio www.juventudradical.cl. Se despide fraternalmente,

Enrique Diaz Bravo
Presidente Nacional
Juventud Radical de Chile
presidencia@juventudradical.cl