16.1.10

CHILE2010: SIN PELOTAS

Quedan menos de 48 horas para que las y los inscritos en los registros electorales -nuevamente y obligadamente- arriben, en masse, a las urnas chilenas.

Se supone que las y los acalorados ciudadanos, están debidamente advertidos sobre las oportunidades y amenazas que encarna cada candidato (aunque -claro- un 12% se abstenga por diferentes razones)

La teleserie electoral de Chile nos ha revelado que 'cada voto cuenta' y desde la prensa estresada, se nos asegura que se trata de "una elección histórica". Por un lado, la derecha puede hacer suyo el sillon de la Presidencia y por otro, la Concertación puede perderlo.

Y por supuesto que es así (aunque llamarla 'histórica' es abusar un poco del término).

La elección no es más que un partido de fútbol entre dos équipos que extrañamente, no se pelean la grandiosidad del talento sino, el éxito de su marca.

En la pelea por los consumidores electorales (o sea, cada votante) se utiliza diferentes herramientas, algunas más simples y menos complejas que otras.

Aunque -principalmente- el ex presidente Ricardo Lagos se deshizo en proclamar el "cierre de la transición" durante años (entrando en una incongruencia temporal) parece que la Historia misma, no le hizo caso.

Con cada ciclo electoral, la Concertación saca del closet "el pasado" y machaca el tema de la "dictadura" ante lo cual la Alianza responde con la "corrupción eterna" y su elevada postura moral. Todo porque le es oportuno para captar votos.

No vamos a entrar en un análisis sobre dimes y diretes de la misma campaña electoral o la falta de elegancia de la misma porque no importa ni tiene peso alguno en la realidad de Chile.

Entre ambos teams (porque eso es lo que son), no hay mucha diferencia más que en los temas valóricos y cómo gastar las lucas del cobre. Chile no tiene una economía diversificada ni tampoco una protección en contra de esas empresas que insisten en llegar y llevar.

Si agregamos que el cambio constitucional de Lagos, de reducir la presidencia a 4 años, es poco tiempo para "cambiar" (Piñera) o "mejorar" (Frei) a Chile y dado qué ninguna opción ni siquiera sugiere un modelo de desarrollo nuevo para el país, se reprime aún más el valor del voto.

Entonces, ¿cómo elegir entre uno u otro team?

La presidenta Bachelet ganó en 2005 gracias a que 500.000 mujeres votaron por ella. Las mujeres en Chile, al contrario de muchos otros países, tradicionalmente votan más por candidatos conservadores o derecha que por opciones de izquierda.

El peligro o oportunidad (depende desde cuál tribuna se evalua) está en que éstas mujeres voten nulo lo cual, a su vez, podría decidir quién es el próximo presidente de Chile.

O sea, los votantes no somos inocentes porque justificamos la victoria de tal o cual candidato.

Por lo tanto, antes de marcar o no marcar el voto con una preferencia, hay que pensar friamente, calcular qué es lo que esconde cada team. Y ya que el 'pasado' está en la parrilla mediática por unos cuántos minutos, por qué no pensar quién hizo qué y cuándo.

Sin duda es ridículo que nos obliguen a este tipo de lógica. Deberíamos estar analizando medidas concretas y su arraigo ideológico.

Sin embargo, en un país donde aún un real estado de derecho está ausente, dónde solamente somos convocados cada tantos años, dónde hasta hace poco no era legal el divorcio o vender propiedad sin pedirle permiso al marido, dónde tampoco es legal reclamar derecho sobre el propio cuerpo en el caso de las mujeres, dónde hay miles de temas por resolver, y dónde aumenta la disparidad de ingresos, es justo y preciso pensar 'por qué'.

Y si estamos filosofeando, hay que meter también el tema de 'qué' hizo cada team en tiempos pasados ya que da cierta señal de lo que viene.

No se trata del "mal menor" sino si cuál de los dos candidatos son permeables para acoger las demandas de la ciudadanía.

Nos importa poco o nada los jefe de partidos o las agrupaciones fanáticas que apoyan a ambos candidatos.

Nos importa Sebastian y Eduardo.

Piñera intentó de esconder a sus socios de la UDI mientras Frei estaba convencido que la transaca de la Concertación no estaba obsoleta. Ninguna de las dos cosas funcionó y quedamos con los meros atributos personales de cada uno. Y por ahí, no hay dónde perderse.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta elección, o segunda vuelta más bien, será “históricamente" ;) la más deprimente desde el arribo de la democracia (excepto para team: queremos parecer héroes de la pa-tria por habernos sacrificado tanto matando a esos comunistas con ganas de que Chile sea Cuba).
En algunos documentos (lata no recordar cuáles, pero imagino se conocen ya que son bastante pops) se aclara que fueron los mismos capitalistas (pseudo-liberales) quienes ayudaron a derrocar a Pinochet, ya que para sus objetivos sólo sirve la paz... Es que no eran imbéciles, el gremialismo y los del PN --ahora RN-- esperaron dejar su maquinaria político-comunicacional lista y dispuesta antes de que Pino8 dejara el poder tranquilísimo, quedando aún metido en plena contingencia durante la tiritante democracia… Con-certación alcanzó para sacar a Pinochet (y para traerlo al país para que durmiera bien antes de morir) PERO NO para derrocar a esta maquinaria política pinochetista de la mayoría de los puestos de poder. Tanto corrupción como progreso moderno perduran sin que la SUPUESTA oposición haga algo (obvio), transformándose en una cuasi derecha doble.
La idea era seguir avanzando luego de Bachelet y miren lo q sucedió incluso tratando de escoger nuevo candidato desde antes del primer año de la mandataria...recuerda?

(mucha paja molida? lo siento)

Así que puede que sí se trate del mal menor (muchas otras razones hay, por supuesto). Y así hay que escoger, igual. El nulo histórico no aumentará --estoy 95% segura-- sólo sucede que nadie quiere apoyar abiertamente a un candidato en quien no confía en forma total. Sólo se votará en contra de otro candidato, un miserable HDP, que hace poco enarboló banderas de extrema derecha gritando por Pin8; inconsistente tal como los de equipo y sus seguidores pro-vida.

Atte.

@MagaCasanova

PD: me parece genial que comente cada vez que puede (por lo que he visto) lo de la ominosa hipoteca del mar en el sur, para los mismos salmoneros (hdps). Hugs.

Cardenaldo dijo...

Otra variable ¿de quién podemos esperar que corrija lo malo?

Porque de haber "cosas malas" vaya si las hay.

Por ejemplo: http://bit.ly/5a41It

Anónimo dijo...

A ver, me parece estupendo los puntos tratados y la forma de abordarlos, pero en este $hilito, del cual formo parte, existe una verdad inmensa de la que no se hacen cargo ni los de alla ni los de aca (estoy hablando de los teams), y es la inmensa mayoria que tiene y reune las condiciones para votar y no lo hace por diversas razones, lei por ahi que de tres $hilenos, uno vota. En esa premisa, no les parece que ya este jueguito de esta pseudodemocracia nos supero y nos trata como cabros chicos? (para decirlo educadamente). En realidad da lo mismo quien este arriba, en este $hilito, pues los cambios verdaderos, que representan a la mayoria (casi a todos), no los veremos mientras este al mando del estado (todos los poderes, incluido el militar), quienes protegen sus intereses, sean de clase, de familia, de amigotes, etc. he dicho! (buen domingo)

Arturo dijo...

De acuerdo con el artículo, pero al final no me queda claro, a qué atributos te refieres, los dos tipos son muy parecidos.
Me llegan por mail variadas argumentaciones indicando votar por Frei para que no gane la derecha. La teleserie mediática rinde frutos y no es difícil extraviarse entre tanto griterío y chantaje emocional. Lo que yo siento es que si se juega algo en esta elección, pero que los actores de ese juego no estamos presentes en las opciones que quedaron. Lo que está en juego es lo que hagamos el 20% que votó por Marco y una parte de quienes lo hicieron por Arrate y probablemente una buena parte de quienes anularon en la primera vuelta.

Saludos

Carlos dijo...

Montserrat,

¿Y entonces, cuál es el desenlace del artículo? No me quedó claro...

Y dices: "no hay mucha diferencia más que en los temas valóricos y cómo gastar las lucas del cobre", y aunque me gustaría ver muchas mas diferencias, esas que nombras son enormes, dado que, como bien dices,

"dónde hasta hace poco no era legal el divorcio o vender propiedad sin pedirle permiso al marido, dónde tampoco es legal reclamar derecho sobre el propio cuerpo en el caso de las mujeres, dónde hay miles de temas por resolver, y dónde aumenta la disparidad de ingresos, es justo y preciso pensar 'por qué'."

Saludos

Carlos dijo...

Addendum,

Si hay 12% de votos nulos y blancos, te debó una comida de esas buenas la próxima vez que estés en Concepción.

Saludos

Gabriel dijo...

Cuan cierto es, al fin y al cabo, la mal llamada "elección histórica" sólo se trata de personas...Eduardo Frei o Sebastian Piñera, no cabida a las ideologías,"proyecto país" y programas de gobiernos..

quijanog dijo...

Muy interesante el post y los comentarios. Aca en Argentina la televisión y ciertos sectores políticos nos dicen que Chile es la tierra prometida gracias a la institucionalidad de su política.
Es cierto que su pais tuvo muchos logros y prolijidades que desde este lado de la cordillera se envidian.
Necesitamos como latinoamericanos un debate sobre las capacidades transformadoras de la institucionalidad sino la democracia queda truncada en una mera elección de rostros para gestionar un consenso o un modelo que no necesariamente es el que garantiza el bien comun.
Un saludo grande a todos!

Daniel dijo...

Expongo acá un comentario que realicé en otro blog, a raíz de la publicación del texto de Jorge González, Encargado de Reformas Políticas Comando Marco Enríquez-Ominami: http://politicaparaprincipiantes.wordpress.com/2010/01/14/la-desilusion-del-marquismo/, quien manifiesta su desilusión a raíz del apoyo de MEO a Frei. González incluso se tildó de “ingenuo” por haber creído y apoyado al independiente ex socialista.

Y lo hago porque, en su cuerpo, hay también argumentos para validar la postura de apoyar a Frei, en detrimento de la candidatura de Piñera. Centro de el post principal.

Cito:

“Me parece muy extraño la postura de quienes sostienen que el apoyo de MEO a Frei es el “fin del sueño” que los hizo caer en la realidad y volver a su sector para votar por Piñera. Es raro que se critique que MEO se manifieste –de forma muy particular, claro- por un apoyo al sector al que ha pertenecido desde siempre. Tal como dice Cristóbal Bellolio en su blog Política para Principiantes, es absolutamente válido el apoyar a una de las dos opciones que quedaron para la segunda vuelta, así como varios de los entusiastas de MEO volvieron a su sector, apoyando abiertamente a Piñera.

“¿Acaso no hacen éstos últimos lo mismo que MEO, sólo que hacia el sentido contrario del tránsito? Si estaban tan comprometidos con la nueva propuesta transversal donde la consigna era una mejor democracia, mayor transparencia, una sociedad más moderna, laica y “progresista”… ¿por qué entonces manifestar su apoyo por una opción que claramente encarna muy pocos de esos principios? Ok… me pueden decir que Piñera es liberal, que trasciende al viejo concepto de “derecha-izquierda”. Incluso podría creerlo… pero, como tanto se lo enrostraron a MEO, no sólo se gobierna con un nombre… se gobierna con plataformas. Los 40 diputados UDI son un “team” que no se puede obviar en esta discusión. La mayoría de estos señores encarnan lo opuesto a lo que prometía ese sueño “asesinado” por MEO.

“Y ese es el gran dilema. Es claro que el resultado de la elección no significará el caos ni un desastre descomunal. Seguiremos viviendo, trabajando para ganarnos los porotos, luchando contra las desigualdades inherentes al individualismo reinante, ya sabemos producto de qué. Sin embargo, si hay un sector que está un poco más cerca de las ideas que planteaba MEO es la Concertación, o lo que quede de ella.

“Sin dudas, gran parte de ese 20% proviene de un votante que siempre apoyó a la Concertación, y que se aburrió de que ésta no peleara por aquello que prometió, en el sentido de terminar con esta democracia protegida, en la cual las instituciones aún mantienen resabios autoritarios y donde la libertad personal sólo es válida si de economía se trata.

“Y si existe un espacio donde la voz de ese 20% se puede expresar, y necesariamente escuchar (esta vez, esta última oportunidad), es la Concertación y Frei… el peor candidato que pudo haber tenido, cierto, pero con el único proyecto que puede y debe hacer suyos los planteamientos de MEO.

“Sabemos que a muchos de la Alianza les gusta el binominal y restringir las libertades individuales, impedir que cada ciudadano opte libremente por el mejor camino, de forma informada, en materia valórica, específicamente sexual, y donde es posible encontrar una respuesta distinta para enfrentar la delincuencia. No se trata de candados y cárceles, ni tampoco de rehabilitación (aunque se necesita), sino de derribar las barreras que pone la extrema desigualdad, que es la base de un desarrollo sustentable como país.

“Son sólo algunos temas que explican el porqué MEO, como muchos otros, votaremos por Frei en esta segunda vuelta, asumiendo que no es el proyecto queríamos, pero es el que más se le parece.

“Si otros creen que el proyecto que más se le parece es el de la Alianza, allá ellos, y votarán por Piñera sin remordimientos. Entonces, ¿por qué exigir remordimiento al otro lado? Pese a ello, estoy segurísimo que existe mucho más resquemor en aquellos que votaremos por Frei que en aquellos que, válidamente, optarán por Piñera”.

Cardenaldo dijo...

Nadie creería que MEO vote Piñera.

Que iba a votar por Frei es más que obvio.

Lo significativo es que MEO haya ejecutado el ritual de forma pública porque definitivamente eso NO ES LO ÉL QUERÍA HACER.

Si hubiera alguna duda de que hizo esto en contra de su voluntad, la FILMACIÓN QUE TODOS VIMOS sería un montaje.

Ergo, el "lider" cedió a las presiones que indudablemente incluyen la negativa de cupo para las próximas PARLAMENTARIAS.

Qué se lee:

Que MEO no confió en sus propias fuerzas para repostularse ni siquiera COMO DIPUTADO, menos todavía para Presidente.

Por lo tanto y por consiguiente, MEO arrugó en toda la línea, se acobardó, dejó a su gente con los globos y pancartas, prefirió "asegurarse".

Más corto MEO se meó.

terceracultura dijo...

estimada cosita ri... Montserrat: le invitamos a que vea este post y nos cuente qué opina

http://terceracultura.cl/2010/01/17/diferencias-entre-frei-y-pinera-differential-word-clouds/

si le alcanza el tiempo, escuche el podcast mencionado ahí

saludos!

Winstrol dijo...

De todas formas todos los políticos mienten!