2.12.08

ELECT08: Y sigue la pesadilla...

¿Pensaban que estaba todo decidido y que aqui vamos con el gobierno de Obama y un senado a full lleno de puro poder demócrata?

Pues no.

La añorada mayoría que aguanta un 'filibuster' por parte de los republicanos, está en ascuas. Se necesita 60 senadores para eso y hasta hoy, los Dem tenían solo 58.

Bueno, hasta hoy por la tarde porque la segunda vuelta de la carrera por el senado en el estado de Georgia, recién se está finiquitando.

Por el lado republicano, se presenta el señor con el nombre bien de vino barato francés, Saxby Chambliss y por el lado demócrata, Jim Martin.

Ganó (según proyecta CNN), el Sexy Chablis.

Queda el estado de Minnesota donde se está revisando voto por voto la contienda entre el Rep Coleman y el comediante Al Franken.

Y si en 2000 pensaban que las elecciones en EEUU tenían un cierto tinte a "bananero", esta carrera es de lo más sabrosa.

Cada día que pasa, uno de los candidatos sube o baja una docena de votos cuando cierran el recuento de las urnas.

Por ejemplo, hoy Franken gana 37 votos lo cual lo pone más cerca a Coleman (que lidera con aproximadamente 305 o 50 votos, depende cual campaña saca las cuentas) pero resulta que (como en otros casos en el estado), en total, son más votos que votantes...

El dramón que comenzó el 4 de noviembre de alguna manera llega a su fin. Con la perdida de Georgia, la gran mayoría no se podrá alcanzar.

UPDATE: Venus bien señala (en los comentarios) que tanto "la mítica mayoría" como el mediocre apoyo al candidato demócrata por parte de Obama, son temas que apuntan a demostrar un poco de cómo viene la mano...

6 comentarios:

venus infers dijo...

Pero señorita maestra, bien se sabe que lo del "filibuster-proof majority" es un puro cuento.

La indisciplina partidaria es de lo más conocida en este país... cosa de hacer un repaso al vuelo de los voting records de unos pocos senadores en estos últimos ocho años.

De qué sirven sesenta si son incapaces de ponerse de acuerdo.

venus infers dijo...

Un otro, el verdadero escándalo es que Obama fue incapaz de ponerse con capital político para sacar a Chambliss. Salvo con un mensaje radial que era de lo más desentusiasmante.

Chambliss es uno de los más rabiosos cristianofachos que han estado en el Capitolio en los últimos años; Georgia, un estado hasta este año ultra conservador. Con el nivel de movilización que obtuvo Obama durante las elecciones del 4 de noviembre incluso ahí, hubiera sido del todo posible que sacaran a ese energúmeno del senado.

Montserrat Nicolás dijo...

venus:
yes, la mítica mayoría podría ser una chiva pensando en un partido anárco pero igual como que era LA excusa para NO (ahora) poner temas too liberal...

en una de esas, por eso mismo a) obama brillaba con su ausencia porque sabían q perdían en georgia y un fracaso como que no le va con tanto mesias, b)obama está en otra...

filudos aportes, venus.

thanks

venus infers dijo...

No sé. Yo creo que entrado enero sería completamente posible tener una agenda de izquierda. 1) Redistribución, incorporada dentro del paquete de re-estructuración económica, 2) reactivación de los servicios sociales que están en desmadres desde el doble punch Reagan-Clinton, y peor con ocho años de loquitos empeñados en hacer colapsar el estadol, y 3) adecuar la legislación a la realidad social contemporánea... las medidas son necesarias, nadie lo duda. La pregunta es si existe o no la voluntad política por parte de Reid y Pelosi, que son quienes dispone de la agenda del Congreso. O si simplemente están arrastrando las patas hasta que se vaya Bush de D.C. (Y todo parece apuntar en esa dirección, mira cómo está el calendario legislativo hasta enero).

Podemos ser malpensados.
"Con todo este HOPE se acabó la capacidad de crítica. Pero a un chileno no le pasan una..."

Lo cierto es que nadie sabe qué va a ocurrir. El New Yorker publicó un excelente artículo la semana después de las elecciones. Con todo, Obama tiene un mandato más grande que el que obtuvo Franklin D. Roosevelt, el presidente que sacó a Estados Unidos de la Gran Depresión y fundó el estado moderno al crear el sistema de bienestar social que imperó en USA hasta entrados los noventa.

Cierto filósofo político africano, visitando mi universidad, ironizó un poco sobre todo este cuento de la esperanza. Pero al mismo tiempo, resaltó el rol de la alegría (joy) como algo que no podemos obviar en el análisis. A final de cuentas, nos encontramos con dos opciones: mantener nuestra alegría (hasta que Obama tome el poder), justificada en hechos por lo demás históricos en su magnitud, o simplemente amargarnos, y esperar a que todo se desinfle. Pero como bien dijo Jean-Paul Sartre, no existe la opción de no elegir: todo se reduce a mi elección, puesto incluso cuando elijo no elegir, he ya realizado una elección. Yo elijo seguir contento, pero con los ojos abiertos.

en la mira dijo...

Hay que esperar chiquillas con un poco más de paciencia; y a cruzar los deditos porque, no quiero pensar que me alegré demasiado antes de tiempo. En todo caso la linea de gobierno está dada por el presidente, y no olviden que enfrenta una de las crisis más grande de EEUU.
En todo caso creo que es lo mejor que vemos desde por lo menos 50 añitos.
Hope, esperanza: es lo último que se pierde.
Y los gringuitos no tienen como mucha alineacion partidaria, asi que a veces da como lo mismo de que partido vienen, más importa como se maneje el presidente y el concenso que tenga para obtener mayoria. Y Obama es muy capaz de ponerlos a su favor, tiene ese carisma.

Montserrat Nicolás dijo...

venus venus venussssssssssss


miraaaaaaaaaaaaaaa

no sabemos que decir.