19.5.08

Cortar las manos...

Debemos confesar que nunca nos gustó mucho la música de Victor Jara más que algunas canciones bonitas. Aunque suene fuerte, somos chicas pop. Sin embargo, el solo hecho que nuevamente la 'justicia' chilena le dio por dar un paso más hacia el surrealismo tribunalesco, cerrando sin culpables el caso de Jara, da para rendirle un homenaje.

En un repleto Estadio deportivo, al cantautor le cortaron las manos (entre otras cosas) y hoy, después de años de investigación, fijense que los culpables de tal barbaridad brillan con su ausencia.

El 19 de mayo del 2008, en el Estadio Victor Jara (en el mismo lugar en que fue asesinado el guitarrista) qué queda entre las calles Bascuñan y Unión Latinoamericana en Santiago, se convocan aquellos que no están de acuerdo con el cierre de su caso.

Porque aún los blogeristas tenemos nuestras manos para tipear...

5 comentarios:

Ignace / micronauta dijo...

El tema es vigente, la verguenza por nuestra justicia es necesaria. Suena como una linda metáfora, pero Joan -a quien tuve el gusto de conocer en el contexto del disco que produjimos con Francesca Ancarola- ha testimoniado en varias ocasiones que no le cortaron las manos.

Infozeus dijo...

La muerte de Victor Jara se ha teñido de un manto de mitología bajo el cual será demasiado dificil precisar quién fue el verdadero autor material de tan alevoso crimen...

Montserrat Nicolás dijo...

yaaaaaaaaaaaaa...
que nosotras sepamos, sin menoscabar a la viuda, no vemos las manos de victro jara por ninuna parte...

sea como fuere, las nuestras están vivas y al parecer, las tuyas tb.

bests-

Montserrat Nicolás dijo...

zeus-
es como el cuento de la agatha christie, donde cada uno pasa y le mete una puñalada a la victima durante la noche...

la mitologia es una cuestión de cuentos. la realidad, otra.

lo que apunta el posteo es que RESULTA QUE POR UNA PORQUERIA DE SISTEMA JUDICIAL EN CHILE, no hay culpables no en un caso tan "emblemático" como el del VJ.

las chivas que se dejen en el Olimpo.

bests

Giuliano dijo...

A propósito, uno de los militares implicados incluso trabajaba hasta hace poco en un organismo estatal como civil. Existe un documental en el sitio de funachile que se puede ver.
saludos.