31.12.07

abuela en singular

¿Cómo se escribe en un blog sobre la muerte de una abuela?

Tener una abuela como la mía no era cosa fácil. De un lineaje largo y tendido que derivaba de mujeres fuertes y emprendedoras, su historia personal atraveso la historia de Chile. Recién a los 40 tuvo derecho a voto, fue fanática de la urnas (eterna secretaria de mesa), del Partido Nacional, de la Acción Católica y de 'hacer el bien'.

Nunca le faltó las ganas de ayudar a quien pasaba por su casa ni tampoco los gatitos que le 'entregaban' a la luz de la luna. Se crió en un mundo más chileno que el actual y desde que al General lo agarraran en Londrés, su relación con el 'salvador' de la Patria nunca fue el mismo.

Por más que le preguntaba cómo era su relación con su madre más allá del cariño que se tenían, nunca me contestó con firmeza que había claras discrepancias políticas.

Para la abuela, mucha política creaba conflictos y cada uno se debía hacer cargo de su actos.

Claro, le cargaba lo ostentoso y quizás el pecado mayor era la fealdad. Y la gordura. Cualquiera que se cometía primero.

Nunca la escuché hablar mal de nadie. Y estoy segura de que no se murió antes por la simple razón que le tenía pánico a la muerte. Una vez nos contó que "como nadie había regresado para contarnos de cómo era la muerte, podía imaginarse cualquier cosa..."

Y porque era una mujer práctica que no gustaba mucho del derroche ni del escándalo, queda por decir que "hasta la próxima"...y que queda pendiente el libro sobre su madre...

EMA GAC MATURANA
1908-2007

10 comentarios:

Jaime Ceresa® ( Vota en los Premios Cero Aporte 2007 - La Página®) dijo...

...más que las palabras de rigor, sólo compartir tus letras, cuando hable antes de ayer contigo, no dimensioné lo fresco que estaba esto.-

Un abrazo.-

Julio dijo...

Un abrazo.

pato Castro dijo...

Animo y un abrazo

Montserrat Nicolás dijo...

THNXS!

Lamanomaestra dijo...

Lo siento mucho, un abrazo a la distancia y en el recuerdo , los cafes y las conversaciones, entre ellas, las de tu abuela... Animo y celebra su vida

Cristián Muñoz Viveros dijo...

Yo tuve una abuela igual de temerosa a la muerte. Un día se sintió mal y se fué, sin más, sin dolor sin aviso. Sólo tuve una abuela.
No hay nada como las abuelas.
Son la distancia justa entre el amor de madre y la complicidad de lo permisivo.
Que bueno que tu abuela fuese así de fuerte : lo que se hereda no se hurta.
Un abrazo y que siempre conserves su bello recuerdo.

Andrea Carolina dijo...

un gran abrazo a la distancia
los cafes y la conversa para despues aunque yo prefiero un rico chocolate y una buena conversa
Fuerza ..pero se que usted es una mujer valiente ( como lo se??...bueno lo trasmiten sus letras)
Cuidese!!

Moragaux dijo...

lindo lugar
me gsuta la politica
pero mas me gsutan las curvas
pero ams me gustan las rectas
y mas los pountos

Raúl Álvarez V. dijo...

Como tu abuelita y la mía no hay.................olray, como gritan en grita en Chile algunos.
Felicidades Raúl

Montserrat Nicolás dijo...

Oh yes!

Una oda a las abuelas sería más acorde.

saludos to all.

curves